Torta de Chocolate vegana

2015-03-03 15.27.50

Si han visto mi lista de recetas sabrán que de vegana no tengo nada, pero igualmente cuando encontré esta receta me dio curiosidad probarla sólo por lo fácil que es además de sana comparada con una torta corriente. Cuando uno piensa en hacer una torta piensa en un poco de ingredientes, sacar la batidora de mano (que después toca lavar) y muchos pasos con orden específicos para que quede perfecta. Pero esta receta no es así, es facilita, todo en un mismo molde mezclado con una paleta y además queda espectacular, esponjosa y nada empalagosa. ¡Pruébala el fin de semana y no te arrepentirás!

Ingredientes

  • 1 1/4 tazas de harina (usé harina integral)
  • 1 taza de azúcar morena
  • 1/3 taza de cacao en polvo sin azúcar
  • 1 cdta de bicarbonato de sodio
  • 1/2 cdta de sal
  • 1 taza de agua tibia
  • 1 cdta de extracto de vainilla
  • 2 cdas de aceite vegetal o de coco
  • 1 cdta de vinagre de cidra de manzana

Procedimiento

  1. Precalienta el horno a 350ºF.
  2. Mezcla todos los ingredientes en un recipiente con una paleta hasta que todo se incorpore bien.
  3. Vierte la mezcla en un molde de torta o pan (el típico rectangular) engrasado.
  4. Hornea durante 40-50 minutos, hasta que puedas introducir un cuchillo o palillo y salga limpio.
  5. Opcional: decora con un poco de nevazúcar.
Anuncios

Cómo arreglar un plato picante

El domingo preparamos un pollo Kung Pao para la semana, y quienes conocen el plato sabrán que normalmente es un poquito picante. Cuando lo probamos el lunes nos quedamos en shock de lo picante que quedó, aunque estaba bien rico. 

Para no perder todo lo que quedaba, decidí averiguar si había alguna forma de arreglar un plato que haya quedado pasado de picante, y resulta que no hay sólo una sino muchísimas formas de solucionar este problema. Hoy comprobé que efectivamente funcionan así que, como de costumbre, les paso el dato.

Esta imagen de She Knows resume las opciones para arreglar un plato picante (abajo se las traduzco y explico un poco más)

TooSpicy

1. Agrega ingredientes ácidos como tomate, piña, jugo de limón o vinagre para combatir el picante. Elige cuál usar según tu receta. Por ejemplo, para el pollo Kung Pao le agregué piña en cuadritos ya que pega con este tipo de platos asiáticos.

2. Vegetales como zanahorias y papas, que tienen azúcares naturales, ayudan también a contrarrestar el calor mientras que su textura puede contribuir a absorber un poco del ingrediente picante.

3. Las nueces, maní , mantequilla de maní, mantequilla de almendras y tahini (pasta de sésamo) son una buena opción en estos casos. Esta vez le agregué una bolsita de merey y de maní al pollo.

4. El azúcar contrarresta muy bien el picante, por lo que se recomienda agregar azúcar granulada o miel, lo que usé en este caso.

5. Si lo que te quedó muy picante es una salsa o un chilli puedes diluirlo con un poco de consomé.

6. El último truco, muy típico de los mejicanos, es agregar lácteos. Puedes usar crema agria, yogurt, leche, leche de coco o quesos según la receta. Para recetas asiáticas la leche de coco le queda espectacular.

Para terminar, si es posible, siempre tienes la opción de aprovechar y ampliar la receta con todos los ingredientes menos el picante diluyendo así su efecto.

¿Qué hacer cuando te enteras que estás embarazada? (actualizado)

2nd-baby

Como ya muchas sabrán por mi post de Instragram, ¡estamos esperando nuestro segundo bebé! Esta vez nos enteramos el 23 de diciembre, justo antes de Navidad, y tengo que decir que aunque ya pasamos por esto una vez la emoción es igualmente inmensa cuando ves ese “Positivo”.

Definitivamente aunque al ser el segundo embarazo uno ya se conoce mejor como es la cosa, esta vez me toca en un país distinto (el primero fue en Colombia y ahora en Estados Unidos) así que algunas cosas cambian. Con Emma nuestra primera cita con la gineco-obstetra fue a las 5 semanas y el primer eco a las 6, esta vez debía esperar a las 7 semanas y media para saber si efectivamente todo estaba bien. ¡Se me hizo eterno! Por eso considero pertinente recordarles los tips que seguí desde el momento que nos enteramos de este segundo regalito con algunas ediciones respecto a la primera versión que les compartí el año pasado.

  1. Celebra este momento, llora, emociónate, tómale fotos al test… ¡disfrútalo! Además, si ya tienes hijos puedes buscar formas creativas de anunciarlo al menos a la familia cercana. Esta vez esperamos al 25 de diciembre cuando Emma abría sus regalos y le dimos un libro de “I’m a big sister” (Soy una hermana mayor). Tomó unos segundos pero los gritos de emoción de toda la familia seguro se oían fuera de la casa.
  2. Pide una cita en tu gineco-obstetra.
  3. Empieza a tomar ácido fólico o un multivitaminíco prenatal todos los días. En mi post previo recomendé el Prenatal Complete One-A-Day de The Honest Company y ahora que lo estoy tomando puedo decir con propiedad que es una maravilla. No sólo es completamente orgánico sino que adicional a los componentes clásicos de multivitamínico prenatal tiene raíz de jengibre para las nauseas, probióticos para ayudar con la digestión que tanto se nos desacelera en el embarazo, extracto de ciruela, etc.
  4. Lávate la cara  y ponte crema humectante sin aceite al menos dos veces al día para evitar que se te engrase o reseque. La piel suele cambiar con las hormonas del embarazo. Continúo usando Dramatically Different Moisturizing Gel de Clinique y me va de maravilla.
  5. Ponte protector solar en la cara al menos dos veces al día. Las hormonas en el embarazo hacen que uno sea más propenso a manchas por el sol. Uso Super City Block Oil-Free Daily Face Protector Broad Spectrum 40 SPF de Clinique así esté nublado afuera.
  6. Usa crema anti-estrías desde el principio. Aunque dicen que las estrías son más que nada hereditarias, no está demás mantener tu barriga bien hidratada. Como ya la conozco y me funcionó perfecto, continúo usando la crema Mustela 9 Mois dos veces al día.
  7. Toma mucha agua y empieza a comer lo más sano posible. No es cuestión de hacer dieta o intentar no ganar peso, la idea es que antes de elegir qué comer te preguntes: ¿qué le dará más nutrientes a mi bebé? Aprovecha de hacer esto desde el principio, especialmente antes de que te peguen las nauseas.
  8. Evita consumir carnes y pescados crudos, embutidos, huevos crudos (como en la vinagreta Cesar) y quesos que no estén hechos con leche pasteurizada. Además, cero cafeína, alcohol ni cigarros. Aunque seas como yo y no fumes, evita lugares donde la gente esté fumando y haya mucho humo.
  9. Evita usar pinturas de uñas con ftalato de dibutilo (DBP, dibutyl phthalate), tolueno (toluene) y formaldehído (formaldehyde). Las de las marcas OPI y Essie son una buena opción.
  10. Si tienes sueño, duerme. Aprovecha que tienes la excusa perfecta para tomar una siesta en cualquier momento. Si tienes niños que duermen siesta, como es mi caso con Emma, aprovecha de dormirlas al mismo tiempo que ellos.
  11. Si venías haciendo ejercicio antes de quedar embarazada no hay problema en seguir. Sin embargo, preferí esperar a la primera cita con mi médico para asegurar que el embrión estaba bien implantado y tener su aprobación para continuar el ejercicio. Mientras tanto, puedes caminar sin ningún problema para mantenerte activa.
  12. Mete en la cartera un cepillo de dientes, pasta, chicles y enjuague bucal. Nunca sabes cuándo te pueden empezar las nauseas. (Más adelante haré un post específicamente para ayudar a manejarlas)
  13. Si lo vas a mantener secreto un tiempo, pon tu perfil de Facebook y otras redes sociales en modo privado, que no te puedan escribir públicamente sin tu aprobación ni etiquetar en fotos, posts o comentarios. Anuncios por error en redes sociales pasan más de lo que uno cree.
  14. Cuéntale que estás embarazada al menos a una persona de confianza en tu oficina. Querrás tener a alguien que te cubra cuando tengas que salir corriendo en medio de una reunión por las nauseas, o cuando no te puedas concentrar en el trabajo del sueño. Lo digo por experiencia.
  15. Busca un libro y app de embarazo para que te acompañe en estos 9 meses. Esta vez estoy encantada con el app Pregnancy ++ de Health and Parenting Ltd disponible para iOS y Android.

Por último, un tip extra: aunque es inevitable hacerse ideas de cómo será todo, mantén la mente abierta a cualquier cosa. Yo sé que lo has oído mil veces, pero todos los embarazos son diferentes, incluso para una misma mujer como me he dado cuenta con el segundo. Hay mujeres que no les da nauseas, otras que sí, hasta algunas que les dura todo el embarazo. Mujeres que tienen ese cansancio de embarazo hasta los 3 meses y después una energía increíble, u otras como yo que tienen sueño los 9 meses. Barrigas grandes, barrigas chiquiticas, las que engordan y las que parecieran no engordar… En fin, lo único de lo que puedes estar segura es que tu experiencia será única y espectacular, porque no importa por lo que tengas que pasar, el resultado final será tu bebé.